7 tips para hacer un CV sin experiencia


7 tips para hacer un CV sin experiencia - Eva Pastor Barriuso
Una pregunta rápida. ¿Hace falta experiencia para conseguir tu primer trabajo?
La respuesta es no, y quien te diga lo contrario miente. Obviamente tenemos super interiorizado que la experiencia lo es todo, pero hoy te daremos varios consejos para que hagas un currículum sin experiencia que te abra las puertas del mundo laboral y te ayude a ser seleccionado para tu primer trabajo.
 
¡Y sí, sin necesidad de experiencia!
 
1. Decide la estructura de tu CV
Piensa qué apartados deberían ir primero, y qué poner en cada uno.
Ten en cuenta que lo deseable es que lo primero que pongas sea el grueso de tu CV. Es decir, si tu fuerte son los estudios, esto primero. Si por el contrario hiciste algún voluntariado, prácticas o similar, y crees que te puede ayudar, pon esto en primer lugar.
 
Vamos a ver las secciones imprescindibles que tienes que incluir en tu CV:
 
Datos de contacto:
Los datos de contacto son una parte esencial del CV. Sitúalos al inicio, justo después de tu nombre y apellidos, e incluye mínimo tu teléfono y el email.
Además, si lo deseas puedes poner tu localidad o tu cuidad, pero no es necesario que pongas tu dirección completa.
 
Objetivo profesional:
Haz un pequeño resumen de cómo te defines como profesional y cuáles son tus objetivos laborales. De este modo, cuando lo lea el reclutador podrá saber un poco más de ti y ver más fácilmente si puedes encajar con el puesto o no.
 
Formación:
Teniendo un perfil sin experiencia, la formación tendrá un gran peso. Así que pon toda tu formación académica, desde cursos específicos hasta carreras universitarias. Además, no olvides mencionar si has participado en algún programa de estudios internacional, incluir proyectos o trabajos de fin de grado, etc.
 
Habilidades:
A parte de tus estudios, otro aspecto que valorarán las empresas en tu CV son las habilidades y aptitudes que puedes aportar. Por eso es necesario que destaques las competencias que hayas adquirido a lo largo de tu vida y demás conocimientos que te puedan ayudar: buena capacidad comunicativa, creatividad, conocimientos técnicos de tu especialidad...
 
Experiencia:
Aunque no tengas experiencia en empresas o trabajos remunerados puedes poner cualquier otra experiencia que hayas tenido. Tipo voluntariados, trabajos en empresas familiares o incluso intercambios. Esto permitirá a las empresas ver como te desenvuelves y les dará una impresión positiva de ti, ya que verán que eres una persona activa y con iniciativa.
 
2. Elige un diseño diferenciador y de fácil lectura
Algo atractivo y moderno, que se entienda y lea fácilmente. Si de verdad quieres marcar la diferencia, tienes que apostar por un buen diseño que cause una buena impresión. Nuestra recomendación es que utilices plantillas de currículum prediseñadas y listas para editar con tus datos. Aquí tienes varios ejemplos.
 
 
3. Adapta tu CV a la empresa y al puesto de trabajo
Siempre. Eso incluye personalizarlo según las funciones, aptitudes, requisitos, etc. Antes de elaborar el CV dedica unos minutos a investigar la empresa y revisa en profundidad todos los detalles de la oferta, y de esta forma podrás adaptar tu perfil a las necesidades de la posición.
 
4. Incluye una carta de presentación
Una gran forma de destacar, sobre todo si no tienes mucha experiencia, es incluir una carta de presentación. Así podrás explicar más sobre ti, tus motivaciones, tu personalidad, lo que puedes aportar y reforzar tu encaje con la empresa.
Te dejamos este artículo para que aprendas a escribir una buena carta de presentación paso a paso.
 
5. Utiliza palabras clave
Las palabras clave son palabras que usarías a la hora de describirte tú o tus estudios, o experiencia, que te ayudarán a aparecer en los motores de búsqueda con facilidad. Piensa que estos serán los términos que buscarán los reclutadores a la hora de buscar un perfil como el tuyo. Por lo tanto, estudia las palabras de tu sector y las que aparecen en la oferta de empleo e inclúyelas en el CV.
 
6. Destaca tus puntos fuertes: tus conocimientos o habilidades
Es muy importante que seas consciente de tus puntos fuertes, ya que en ellos deberás centrarte a la hora de escribir el CV. Por ejemplo, tu conocimiento de algún programa en concreto o herramientas informáticas, tus idiomas, tus habilidades blandas (trabajo en equipo, orientación al detalle…)
 
7. No pongas información que no tenga que ver con el puesto
Es difícil sintetizar nuestra información, a veces da pena no poner todas nuestras experiencias o estudios. Pero hay que tratar de evitar poner todo lo que no tenga relación con el puesto de trabajo, para que puedas guiar la atención del lector en lo que realmente importa: tus logros, estudios o competencias que tengan relación con el puesto al que estás optando.
 
Conclusión
Al principio puede parecer difícil redactar un buen CV sin experiencia y conseguir empleo, pero si sigues nuestros consejos, estarás un paso más cerca.
Recuerda: adapta tu CV, utiliza un diseño claro y diferenciador, incluye solo información relevante, y destaca tus puntos fuertes. ¡Tú puedes!
 
Artículo en colaboración con Currículum y Trabajo
 
Eva Pastor Barriuso

Headhunter, consultora de RRHH, y redactora en Currículum y Trabajo, una plataforma online especializada en la revisión, redacción y diseño de CV. 

Ver más notas y consejos de Eva Pastor Barriuso.
navigate_next Siguiente

Estas más cerca del trabajo de tus sueños

Déjanos tu email para que no te pierdas ninguna oportunidad.