Cómo tener videollamadas productivas


Cómo tener videollamadas productivas - VU Security

Según un estudio realizado por el medio iProUP, en 2019 había 970 mil empleados argentinos trabajando desde casa, de los cuales sólo un 18% asiste a la oficina algunos de la semana. Esta tendencia, que gracias a la innovación tecnológica y la facilidad de acceso a la conectividad remota registra un crecimiento casi exponencial, está viendo un aceleramiento forzado debido al brote de coronavirus, o COVID-19, como fue bautizado a fines del año pasado.

Si bien esto implica que son muchos los que ya tienen experiencia con el trabajo remoto, también significa que son muchos más los que están trabajando desde casa por primera vez en sus vidas. Según el Ministerio de Trabajo, en Argentina, hay más de 12 millones de personas trabajando, entre el sector público y el privado. En otras palabras, menos del 1% de los trabajadores argentinos hace home office de manera regular.

Uno de los mayores desafíos a la hora de trabajar desde casa es la comunicación. Por suerte, gracias a la tecnología, se pueden tener reuniones cara a cara sin estar en el mismo país o en la misma habitación. Esto ya está siendo implementado por líderes alrededor del mundo, como el Primer Ministro del Reino Unido, Boris Johnson, quien continúa las negociaciones del Brexit con la Unión Europea a través de teleconferencias.

A continuación, compartimos las principales recomendaciones para que tus videollamadas sean más productivas. 

  • Evita las reuniones estilo monólogo. A nadie le gustan las reuniones ni presentaciones que son innecesariamente largas. Con todos los participantes conectados de manera remota, esto puede ser aún peor, ya que desaparecen las normas implícitas de las reuniones presenciales. Los participantes en reuniones virtuales pueden hablar uno encima del otro, o no hablar en absoluto. Para evitarlo, es necesario que haya un guía que permita invitar a todos los participantes a contribuir de manera equitativa, para que no haya un único speaker que predomine por encima de los demás. 
  • Prevé interrupciones. En las oficinas, las reuniones se suelen llevar adelante en espacios silenciosos, diseñados exclusivamente con el propósito de fomentar la concentración. En nuestros hogares, esto puede ser radicalmente diferente. Una buena forma de entender el contexto en el que se encuentra la otra persona puede ser una mini descripción de lo que los rodea, ya sean otras personas, niños, mascotas e incluso tráfico local. 
  • Asegurarse de que todos los participantes sepan utilizar la herramienta. Además de la preparación previa a la reunión, es importante que todos los miembros que asistan a la teleconferencia tengan experiencia manejando el software. Esto implica saber cómo se mutea o desmutea el micrófono, saber cuándo la cámara está encendida o no y cómo apagarla, y que sepan qué hacer si la transmisión se cortase por algún motivo. 
  • Los participantes deben conocerse entre ellos. Según un comunicado del Gobierno de China, es indispensable que se hagan pequeñas presentaciones de los participantes de la videollamada antes de comenzar con la reunión en sí, debido a la falta de factores sociales y sutilezas que existen en los encuentros presenciales. No conocer a los participantes de la reunión puede hacer que no hablemos con la franqueza de siempre. Verse las caras, aunque sea por video, puede ayudar muchísimo. Si alguno de los participantes sólo puede unirse via micrófono, la persona que lidera la reunión debe estar al tanto de esto y hacer un esfuerzo extra por integrarlos a la conversación. 
  • Mantén la duración y el número de participantes al mínimo. El periódico británico Guardian sugiere realizar teleconferencias de ser estrictamente necesario y ser muy claro respecto al motivo de la reunión: la facilidad para conectarse a una reunión remota no significa que deban realizarse más seguido. De la misma manera, es recomendable que se conecten la menor cantidad de personas posible, ya que es imposible sentirse conectado si en la reunión hay 50 personas.
  • Respeta la etiqueta. Si vas a tener una reunión y sabes que la cámara estará encendida, asegúrate de que tu aspecto sea igual de prolijo al que muestras cuando vas a la oficina. Esto aplica también para entrevistas. Cuida tu aspecto, pero también el fondo que se ve atrás. No es lo mismo que se vea un cuarto desordenado o un plato sucio con comida, que una ventana a la calle, una pared limpia, o una biblioteca. Si viven otras personas contigo, avísales que estarás en una reunión. Por último, así como no abrirías Twitter durante una reunión, no lo hagas durante una videollamada. 

Teniendo en cuenta estos consejos, podrás aumentar la productividad de las reuniones, presentaciones y entrevistas que tengas de manera remota. Como resultado, tendrás más tiempo para organizar mejor tu tiempo o incluso realizar más actividades. No hables por hablar, pon objetivos claros para las reuniones y si estás mirando Netflix en vez de trabajar, al menos mutea tu micrófono. 

VU Security

Compañía especialista en el desarrollo de software de ciberseguridad, con foco en la prevención del fraude y protección de la identidad. Nuestra misión es brindar experiencias digitales sin fricción tanto para ciudadanos como para compañías.


Ver más notas y consejos de VU Security .
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.