Tiempo de balances y cierres


Tiempo de balances y cierres - Lionel H. Moraña

Cada uno tiene su año, como todos, como siempre…

Te voy a compartir algo que sé que muchas personas hacen y que en mi caso lo vengo haciendo hace unos 4 años. Se trata de dar un cierre a lo que pasó. Hacer tangible lo obvio, hacer un balance.

Y para eso, te voy a invitar a responderte las siguientes preguntas y completar tu cuadro. Son pocas preguntas, no obstante, este ejercicio te puede llevar hacerlo bien, algunas horas. Es probable que lo hagas una vez, y luego lo vuelvas a repetir (la segunda vez con mayor nivel de detalle en tus respuestas). Eso no implica que no sigas leyendo, que te va a llevar menos de 2 minutos.

La primer pregunta es:

¿Cómo sentís que te fue en el 2019?

Y para responderte a esta pregunta, te invito a compararte con vos, sólo con vos. ¿Cómo te sentías en diciembre de 2018 y cómo ahora?. Tomate unos segundos para que la respuesta emerja… reclínate en la silla o donde estés sentado y proponete recordar todo el año como si fuese una película. Adelantala, rebobinala y ponele pausa donde desees. El punto es solo recordar lo que pasó en el año.

Una vez respondida esa pregunta, te resultará más fácil poder completar lo que viene a continuación.

Vas a completar el siguiente cuadro, respondiendo esta pregunta (que está en primera persona. Colocá de 5 a 7 cosas en el lado izq, y de 2 a 4 cosas en el derecho (es posible que ahora te estés contando que tenés más cosas para poner en el lado derecho. No le hagas caso a esa voz.)

 

¿Qué fue lo bueno que te pasó en el 2019? ¿Qué fue lo malo que te pasó en el 2019?
   
   
   
   

 

Nota:  en todo lo que coloques, exprésalo desde vos, desde lo que te pasó o sucedió a vos. Ej.: ¡Me casé! (decidí vos en qué columna va!). Te voy a contar algo común que puede surgir para poner pero no sirve para este balance: “La devaluación del  peso en más del 40%”. Si bien te afecta (o no), el punto es que coloques lo que a vos te paso/a con lo que pasó. Siguiendo con el caso de la devaluación, lo que podrías colocar es: “vendí menos productos”, “gane un 30% menos de plata”.

Una vez completados los campos en blanco, vas a preguntarte sobre eso que colocaste:

  • ¿Qué es lo más importante?
  • Ordenalo según tu escala de importancia.
  • Ahora, detenete en lo “malo” y hacé lo mismo.

 

  ¿Qué fue lo bueno que hice en este 2019? ¿Qué fue lo malo que hice en este 2019?
1    
2    
3    
4    
5    

 

Tengo una pregunta más, que lo puede cambiar todo. Vas a focalizarte en la columna derecha. Observá lo que colocaste, detenete en cada hecho que colocaste, recordalo. Y luego, respondete:

¿Qué aprendizaje puedo obtener de esto que hasta hoy coloqué en la lista de “lo malo”?. A priori, te puede surgir la respuesta: “Nada!, que puede surgir de algo malo”. Bueno, es probable que sí. Focalizate en esa columna y volvé a preguntarte: ¿Qué aprendí de estos hechos (que coloqué en la columna derecha)?

Te cuento que después de responderte a esta pregunta, seguramente decidirás colocarlo en la otra columna de la izquierda.

¿Qué de lo que sucedió este año quisieses que se repita y que NO?

Para finalizar te cuento algo que he descubierto y quiero compartirte para que te detengas a analizar en tu propia experiencia: “detrás de cada incomodidad, “de lo malo” se esconde un aprendizaje”.

¿Cuáles son los aprendizajes que obtuviste en este 2019 que a priori calificaste como “lo malo”? ¿Cuáles de esos aprendizajes te sirven para diseñar tu 2020?.

Como todos los ciclos que nos muestra la vida, primero debemos cerrar para luego abrir algo nuevo. De la lista de “lo malo”, extraé tus aprendizajes, agradecé y cerrá el año con ese balance, sin arrastrar “lo malo” sino aprendiendo para encarar este nuevo año que comienza con los aprendizajes necesarios para el/los próximo/s desafíos que te propongas.

¡Cerrar para abrir!

Lionel H. Moraña

Lionel es Coach Ontológico Profesional. Emprendedor. Especialista en organizaciones, análisis, cambio cultural y organizacional.  Desarrollador de Líderes. Director de Punto de Inflexión, Consultora Organizacional. www.puntodeinflexion.com.ar 


Ver más notas y consejos de Lionel H. Moraña.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.