Todos asumen verdadera alguna idea que es falsa. ¿Como detactarla y superarla?


Todos asumen verdadera alguna idea que es falsa. ¿Como detactarla y superarla? - Brenda Gendin

 “Una creencia es algo que te aferras porque crees que es verdad” Deepak Chopra

Las creencias limitantes son una percepción de la realidad, que las tenemos tan internalizadas e incorporadas en nosotros, que las tomamos como si fuesen LA realidad.

Nos impiden desarrollarnos como personas y alcanzar las metas que nos proponemos. Es algo que realmente no es cierto – o no es cierto ni válido hoy en día - pero que como en nuestra mente creemos que lo es, lo damos por cierto. 

 Un ejemplo puede ser “expresar las emociones es símbolo de debilidad”. Si aprendimos esto hasta el punto de creerlo como realidad, esta creencia puede impactarnos de forma negativa a la hora de relacionarnos con otras personas, de coordinar un equipo de trabajo, de relacionarnos con nuestros compañeros o con nuestro jefe; podríamos sentirnos incómodos al expresar nuestros sentimientos en nuestro lugar de trabajo, y que los demás nos vean “seres humanos” como personas que tienen sentimientos y les pasan cosas más allá de lo laboral.

La buena noticia es que, no nacimos con ellas y que una vez detectadas, las podemos modificar, porque:

  • Una vez identificadas como tales, éstas pierden poder en nosotros.
  • No somos nuestras creencias sino mucho más grandes que ellas.
  • La realidad no es nuestra creencia sino un universo infinito de posibilidades, y está en nosotros elegir qué vamos a querer hacer con cada una de ellas.
  • Podemos encontrar nuevas creencias más efectivas y ecológicas, que reemplacen las creencias limitantes por otras que nos potencien.

¿Y vos? ¿Ya identificaste qué creencias te están impidiendo lograr lo que querés?

Les comparto cinco pasos para poder trabajar cada una:

1. Estate muy atento a tus pensamientos 

Especialmente cuando sientas miedo, incertidumbre… El lenguaje que usas refleja tus intenciones y pensamientos.

2. Escribí tu creencia limitante

Por ejemplo: “siempre me sale todo mal”. Y responde:¿En qué te perjudica esa creencia? ¿Cuál es el costo de mantener esa creencia en tu vida?

3. Reflexioná sobre  el beneficio oculto de esa creencia

¿Qué beneficios positivos tiene para vos el conservar esa creencia? Aunque lo primero que pienses es “ninguna…no tiene nada de positivo esta creencia en mi vida” … date un tiempo más para pensar... siempre hay un beneficio oculto, que nos permite, por ejemplo, no hacernos cargo de otra cosa …muchas veces está relacionado con una falsa comodidad, el no salir de la “zona de confort” o “no sentirme mal por no haberlo logrado”, el miedo al fracaso, al ridículo, entre otros.

4. Buscá nuevos hechos, oportunidades para desafiar esa creencia

¿Siempre fue así o hubo alguna vez que no? ¿Conozco a alguien que no crea eso que yo creo y sea más efectivo? ¿De dónde me viene esta creencia? Porqué otras afirmaciones la puedo reemplazar que sea útil y que abra posibilidades de acuerdo a mis valores.

5. Preguntante, ¿cómo sería tu vida sin creencia? 

¿Qué podrías empezar a hacer que no estás haciendo ahora para alcanzar eso que querés?


Brenda Gendin

Brenda es la CEO y fundadora de mibucle.com. Con  amplia experiencia en RRHH y Coaching en diversas Multinacionales, creó este portal con el objetivo de ayudar a las personas en el desarrollo de su carrera profesional.

Ver más notas y consejos de Brenda Gendin.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.