Cinco recomendaciones para las empresas en tiempos de modelo híbrido


Cinco recomendaciones para las empresas en tiempos de modelo híbrido - Amanda Marton Ramaciotti
¿El teletrabajo llegó para quedarse? Al menos parcialmente sí. De acuerdo con un reciente estudio realizado por International Executive Search Federation en Latinoamérica, un 60% de los representantes de capital humano y tomadores de decisiones expresaron que su empresa implementará un modelo híbrido y solo un 26% dijo que tomará sus labores de forma presencial.
 
“La decisión de optar por un modelo híbrido parece sensata tras los resultados que indican que en la mayoría de las organizaciones la productividad ha aumentado. Sin embargo, a medida que pasa el tiempo ha sido creciente la preocupación por la salud mental de los colaboradores que en este estudio también apareció como un tema central”, destaca Camila Montedónico, directora de Consultoría & Capacitación de HR Burô.
 
Alrededor del mundo esa modalidad ya es una clara tendencia: en el primer semestre de este año, LinkedIn nombró a Shannon Hardy, una ejecutiva de Recursos Humanos, como su primera vicepresidenta de trabajo flexible. Su trabajo implica la elaboración de un plan de flexibilidad para los 16.000 empleados de la empresa en 33 oficinas en todo el mundo.
 
Ante esas transformaciones en los negocios, Estefanía Wartensleben, cofundadora de Mibucle y country manager de Chile, dice que “si el modelo cambia, las estrategias también deben hacerlo: todas las organizaciones van a necesitar un plan que abarque políticas, espacio físico y tecnología. Deberán plantearse a una serie de preguntas y luego pensar en sus soluciones. Por ejemplo: ¿Qué necesitan mis colaboradores? ¿Quién puede trabajar de forma remota y quién no? ¿Con qué frecuencia? Y así sucesivamente”.
 
En Mibucle estamos pendientes de estos cambios. Y por eso preparamos algunas recomendaciones para las empresas:
 
1 – Pregunta a los empleados qué es lo que necesitan: Según expertos en el área, la flexibilidad tiene significados diferentes para los distintos empleados. Para los padres, puede ser sinónimo de establecer sus propios horarios. Para otros, podría significar la posibilidad de trabajar de forma remota durante varios días seguidos mientras visitan a su familia o cuidan a adultos mayores.
2 – Invierte en espacio y tecnologías: Hoy el espacio de trabajo no solo se reduce a la oficina. Por eso es importante que los colaboradores cuenten con las herramientas necesarias para desarrollar su trabajo estén donde estén. Además, las oficinas deben ser espacios seguros para quienes opten a regresar a ellas.
3 – Crea oportunidades de conexión social: Hay que prestar mucha atención a las relaciones humanas que formamos con quienes trabajan. Algunas investigaciones del centro de encuestas Gallup mostraron que las personas que consideran tener un mejor amigo en el trabajo tienen el doble de probabilidad de comprometerse con sus labores. Por eso es importante que las empresas faciliten oportunidades de socialización que sean accesibles desde el lugar en el que están trabajando sus empleados.
4 – Prioriza el capital social y la cultura de la firma: Si el covid-19 ha logrado algo, ha sido la capacidad de humanizar el trabajo. Por eso es importante que los jefes refuercen las relaciones y apuesten por un mayor capital social, incentivando a todos los trabajadores a expresar sus opiniones, ideas y necesidades, ya sea cuando laboran desde la casa o en la oficina.
5 – Confía en tu equipo: Evita querer vigilar todos los pasos de tu equipo cuando trabajan desde distintos lugares. Eso no es sostenible. Además, un ingrediente crucial para la autonomía de los empleados, de acuerdo con múltiples estudios, es la confianza. Si le vas a permitir a tus empleados elegir el lugar donde van a trabajar, entonces también les puedes permitir decidir cómo y cuándo van a trabajar en su lista de pendientes. Por eso, un sistema basado en resultados es lo mejor para los equipos que siguen un modelo de trabajo híbrido: este requiere que te concentres en lo que los empleados entregan, y no en los detalles sobre cómo lo están haciendo.
 
“He sido testigo que las firmas que implementan estrategias de ese tipo no solo incrementan la calidad del trabajo de sus empleados, sino que aumentan su compromiso y mejoran su calidad de vida. ¿Qué mejor que eso?”, concluye Estefanía Wartensleben.
Amanda Marton Ramaciotti

Amanda Marton es Periodista con amplia experiencia en comunicación corporativa. Trabaja apoyando al el equipo de Marketing y Comunicación de Chile, realizando notas a nuestros clientes y generando contenidos valor para nuestra comunidad.

Ver más notas y consejos de Amanda Marton Ramaciotti .
navigate_next Siguiente

Estás más cerca del trabajo de tus sueños

Déjanos tu email para que no te pierdas ninguna oportunidad.