Espacios de trabajo: Cómo incrementar tu productividad


Espacios de trabajo: Cómo incrementar tu productividad - Carolina Weisberg

La silla donde nos sentamos, la computadora en la que trabajamos, la lapicera con la que escribimos son algunos de los infinitos ejemplos con los que el diseño se hace presente en nuestra vida cotidiana.

El diseño tiene como misión mejorar la calidad de vida de las personas, y en este caso, vamos a hablar de la productividad.

Iluminación

La gente suele trabajar mejor con luz natural, pero para muchos no es posible contar con ella de manera directa o hasta a veces suele ser molesta por el reflejo que genera en las pantallas de nuestras computadoras. Para tener una mejor iluminación, podemos incluir lámparas de escritorio o focos de luz diurna para simular los rayos del sol y alentar nuestra productividad.

Antropometría 

Los seres humanos no fuimos diseñados para estar sentados todo el día, es por eso que es verdaderamente necesario que la silla que utilicemos en nuestro escritorio sea ergonómica.  Otro factor esencial es el poder variar la altura de la misma, permitiéndonos alinear nuestra vista con la pantalla para poder mantener una buena postura. Todo esto nos lleva a un estado confortable y de mayor relajación a la hora de hacer nuestro trabajo.

Mixear 

Aunque ya cuentes con un espacio de trabajo confortable, unos pequeños cambios y un poco de variedad te van a permitir mantenerte productivo. Podés crear sub-espacios dentro de tu espacio central. Pensé en un escritorio o barra para trabajar parado y otro escritorio para trabajar sentado, o diversas opciones para darte la oportunidad de acomodarte según tu necesidad del momento.

Paleta de colores 

Las personas respondemos a los estímulos de color constantemente, es por eso que necesitamos de una variedad y un buen balance de colores en nuestro ambiente. Si contamos con un espacio en blanco, aplicar algunos toques de color puede estimular nuestra mente. Ya sea el amarillo para traer aires cálidos o el azul para relajarnos, todos los colores en una medida justa pueden sumar a crear un ambiente más amigable para nuestra vista.

Boards y pizarras

Las pizarras grandes, ya sean dentro de un marco o que tomen una pared entera de tu espacio, nos van a dar la oportunidad de organizar mejor nuestro trabajo. De una manera lúdica y dinámica vamos a poder tener presentes nuestras tareas a hacer, reuniones o entregas de la semana.

Plantas/Calidad de aire 

Las macetas o terrarios son una buena herramienta para agregar color y personalidad a nuestro espacio. Nos permiten traer un poco de naturaleza a nuestro ambiente, y así sentirnos menos encerrados y más relajados en nuestro lugar de trabajo. Además, son un buen medio para mejorar la calidad de aire en nuestro espacio.

Estantes vs. Cajones 

Aunque los dos tienen sus ventajas, los estantes nos permiten tener todo lo necesario en nuestro campo visual y de manera fácil de localizar. También nos crean un pequeño caos visual que provoca a nuestra creatividad, ya que cuantos más estímulos visuales tenemos, más fácil es generar fuentes de inspiración

Carolina Weisberg

Carolina es Licenciada en Diseño de Interiores, con estudios realizados en Argentina y Francia, especializada en oficinas y comercios.

Disfruta de expresarse a través de los espacios y aventurarse en nuevos proyectos, ese espíritu es el que la llevó a fundar su propio estudio de diseño, Bōken Studio, en el cual se desempeña al día hoy!



Ver más notas y consejos de Carolina Weisberg.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.