Estrategias para controlar la ansiedad y poder trabajar en tiempos de Coronavirus


Estrategias para controlar la ansiedad y poder trabajar en tiempos de Coronavirus - Estefanía Wartensleben Hirsch

El coronavirus (COVID-19) más todo lo que el virus conlleva y a lo que estamos expuestos,  puede resultar estresante. Frente a la pandemia pueden aparecer emociones fuertes como el miedo y la ansiedad, tanto en niños como en adultos. Sumado al aislamiento, muchas personas deben cumplir con sus labores diarias, y responder a las exigencias de una rutina nueva, compleja y desafiante.

Sin embargo, es importante reconocer que hay estrategias que se pueden desarrollar y aplicar para lidiar con el estrés que genera esta situación y cosas que podemos realizar para sentirnos con mayor tranquilidad:

  • Mantener una rutina

Como menciona María Paz Ossandón, frente a los cambios actuales, es preciso desarrollar rutinas que promuevan la salud de las personas. De cualquier forma,  para que ello ocurra se necesita organizar actividades de forma equilibrada.

Para ello, es fundamental, mantener aquellos patrones que resultaban funcionales previos al desarrollo de la pandemia y adaptar lo anterior al teletrabajo y educación en modalidad virtual.

Es importante respetar ciertos bloques de tiempo para cada actividad:

-Despertarse a un mismo horario

-Desayunar

-Trabajo

-Educación

-Alimentarse

-Tiempo libre

-Ejercicio

  • Ordenar la casa y generar un espacio de trabajo

Asimismo, la atención puede verse perjudicada frente a estas circunstancias. En nuestros hogares existen muchos más distractores, que pueden influir sobre nuestra productividad. Si bien hay cosas que no se pueden modificar, el mantener cierto orden en la casa y si es posible generar pequeños espacios de trabajo, puede ayudar a mantenernos más tiempo concentrados y a reducir la ansiedad.

  • Descansar

Descansar no sólo de las noticias, del celular o de las aplicaciones, sino también es importante darnos pequeños espacios de descanso. Como ya sabemos, dormir es fundamental para tener un mejor rendimiento, aplica lo mismo con los pequeños descansos que es importante tomar durante el día. 

Tomarse unos instantes (5, 10, 15 o 30 minutos) no solo reduce la tensión, ayuda a mejorar la concentración y la productividad. Así que nada de culpas con eso, tomarse esos momentos hace la diferencia!

  • Validación emocional:

La validación emocional implica aceptar y dar por válido lo que estamos sintiendo y lo que sienten los demás, más allá de que estemos o no de acuerdo.

En tiempo de Coronavirus, las emociones como la ansiedad y miedo pueden verse un poco exacerbadas. Podemos encontrarnos estresados y con temor de que nos pase algo a nosotros o nuestros seres queridos. La mejor forma de transitar estas emociones es aceptar y validar nuestras emociones.

La primer forma de validar es escuchar lo que nos pasa y también escuchar a los demás, no intentar cambiar ni modificar lo que sentimos.

La validación emocional es lo que nos permite modificar emociones negativas por emociones positivas. Poder compartir lo que sentimos, sin juicios, rechazo, ni negación, nos ayuda a liberarnos, comprender por lo que estamos pasando y reducir el malestar que está situación nos provoca.

  • Mindfulness y respiración profunda

Los ejercicios de Mindfulness o de respiración profunda también pueden ayudarnos a reducir la ansiedad y mejorar nuestra concentración. 

El mindfulness nos ayuda a enfocar nuestra atención en el aquí y ahora, a tomar consciencia de nuestro cuerpo, pensamientos y acciones. La práctica diaria presenta múltiples beneficios.

Existe infinidad de ejercicios de mindfulness, se puede empezar por ejercicios de 1 minuto. Hoy en día podemos encontrarlos en diferentes aplicaciones y páginas que permite realizar ejercicios guiados, pueden encontrarlos en:

-Calm

-InsightTimer

-Headspace

-https://www.mindfulscience.es/

-Stop, Breath and Think

La respiración profunda es una práctica sencilla, nos ayuda bajar los niveles de ansiedad y el estrés. El hacer algunas respiraciones profundas durante el día puede provocarnos grandes cambios y mayor sentido de bienestar.

  • Agradecer y contribuir

Por último y más importante, practicar la gratitud.

Como menciona Brad Lea “La gratitud no se practica sólo en los buenos momentos, practicar la gratitud es lo que hace los buenos momentos”.

Una práctica muy poderosa, que no solo ayuda a reducir la ansiedad, sino que mejora nuestra predisposición y ánimo, es cada día tomarnos unos minutos para agradecer por lo que tenemos.

Sabemos que son tiempos muy difíciles y que cada persona presenta un desafío diferente.  Ayudarnos entre todos, contribuir y formar comunidad, puede ser un gran antídoto contra la ansiedad y ayudarnos a salir fortalecidos de esta experiencia.

 

Referencias:

https://espanol.cdc.gov/enes/coronavirus/2019-ncov/daily-life-coping/managing-stress-anxiety.html

https://www.poderyliderazgo.cl/opinion-la-importancia-de-mantener-una-rutina-en-tiempos-de-crisis/

https://lamenteesmaravillosa.com/validar-las-emociones-construyendo-nuestra-identidad/

Estefanía Wartensleben Hirsch

Es Psicóloga y Coach Organizacional con enfoque Sistémico Estratégico. Posee amplia experiencia en consultoría RRHH en compañías de Chile y Argentina. Se especializa en desarrollo organizacional, selección y evaluación de personal. Acompaña a personas y empresas a desarrollar su máximo potencial. Es Country Mananger de mibucle.com en Chile.

Ver más notas y consejos de Estefanía Wartensleben Hirsch.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.