Qué tener en cuenta antes de participar de una entrevista laboral


Qué tener en cuenta antes de participar de una entrevista laboral - Denise Rostkier


Cuando estamos en proceso de búsqueda laboral, suele ocurrir que enviamos decenas de postulaciones. A veces, somos más conscientes de éllas y nos contactamos sólo con propuestas que nos interesan. Sin embargo, otras veces no tenemos la suficiente información, o nos postulamos sin estar del todo convencidos, fundamentalmente si la búsqueda de empleo se ha extendido mucho en el tiempo.
Por eso, si una organización recibe nuestro CV y avanzamos en el proceso, es de suma importancia conocer más acerca del puesto y de la empresa en cuestión. Esto evitará que perdamos tiempo asistiendo a entrevistas para posiciones que en verdad no se ajustan a las características de nuestro empleo buscado, así como también, reducirá el grado de frustración que puede generar enviar tantas postulaciones y que ninguna prospere.


A lo largo de esta nota, veremos cuáles son algunas de las cuestiones relevantes de las que tenemos que informarnos, cómo hacerlo y por qué.


Cuando el selector se pone en contacto con nosotros, no siempre nos brinda los datos claves sobre el puesto. Muchas veces la conversación es de tipo -“Hola, soy Juan y te contacto porque te postulaste a un cargo de recepcionista”. Eso no nos dice mucho… así que lo mejor es indagar.
¿De qué organización se trata? Si no te lo han dicho, simplemente explicale al selector que has enviado CVs a varias empresas y que no estás seguro desde dónde te contacta. También podes preguntar por qué medio recibieron tu candidatura, ya que si fue por portales de empleo, la mayoría cuenta con la posibilidad de consultar tus postulaciones y CVs enviados, o bien si fue por mail podés buscar el mismo en tus enviados. Así refrescarás la información general. 


Saber esto no sólo es importante a modo informativo sino que ya te permite obtener algunos tips sobre cómo sería trabajar allí. Te sugiero aprovechar el acceso masivo a la información para buscar datos como por ejemplo: ¿Qué opinan las personas que conocen el lugar? ¿Está esta empresa bien catalogada en cuanto al clima laboral? ¿Ofrece posibilidades reales de estabilidad laboral? ¿Qué beneficios y salarios ofrecen? Por supuesto, las referencias siempre son subjetivas y hay gente que ha tenido grandes experiencias como hay quienes la han pasado mal, pero de todas formas no dejan de ser reseñas útiles ya que nos brindan un panorama general de la organización. Esto ya puede resultar un primer filtro que te ayude a pensar si querés o no trabajar allí. Recordá que no solo el empleador te elige, vos también tenés la potestad de decidir dónde trabajar y dónde no.


Formas de obtener información

Buscando en grupos inherentes al área en redes sociales, podes consultar fundamentalmente sobre empresas y puestos de telemarketing, ventas, atención al cliente, etc. Otra forma es a través de portales de empleos ya que muchos de ellos permiten que los empleados califiquen a las empresas respecto al clima, salarios y otro tipo de factores. Incluso algunos cuentan con la opción de reseñar las entrevistas que han tenido. Y, por último, en Google, Facebook, y demás redes sociales podés encontrar opiniones y calificaciones, es cuestión de investigar un poco.


Otro factor por el cual es importante saber de qué empresa se trata y a qué se dedica la misma, es porque si realmente te interesa lo que hacen, esto puede ser un punto a favor en la entrevista. El selector verá que tenés genuino afán por ser parte del equipo. Si, en cambio, no te resulta atrayente trabajar en ese sector, esto no pasará desapercibido.  Quizás no seas tan consciente de este desinterés, o estés realmente apremiado por conseguir un empleo. Esto no necesariamente te va a dejar descalificado para el puesto, simplemente es un factor a tener en cuenta. Si crees que este no será tu trabajo soñado, con más razón sugiero investigar para intentar conseguir algo positivo o destacable que si te motive a trabajar allí.


¿Dónde están ubicados y cuáles son los horarios de trabajo?

Como te decía anteriormente, muchas veces los selectores no brindan esta información al contactarte, y quizás no estaba especificado en el aviso publicado. Es fundamental antes de acercarte a una entrevista poder relevar estos dos ítems. A veces solo nos aclaran que el trabajo será part – time o full – time, o que debés contar con disponibilidad horaria, y realmente esto no nos aclara nada. Si tenés otras actividades extra laborales, estudias, o cualquier otra circunstancia, el horario no te será indiferente. Asimismo ocurre con la zona de trabajo. No es lo mismo tener un colectivo directo, que dos colectivos y un tren, o poder llegar caminando, tener 20’ de viaje, o tener que salir con dos horas de anticipación para llegar sin inconvenientes al horario de ingreso. Así que tal como te aconsejaba en el punto anterior, cuando te contacten consultá por la ubicación y horarios de trabajo. 


Con esto no quiero decir que inmediatamente descartes la opción si por ejemplo vos estudias por la mañana y te dicen que el trabajo es en esa misma franja, pero sí mencionalo cuando te contacten (ya sea por teléfono o por mail). Porque quizás haya posibilidad de hacer algún ajuste, pero quizás no. Incluso al señalar esta situación, tal vez te puedan ofrecer algún otro puesto, pero esto no sucederá si al relevar que los horarios de trabajo no coinciden con tu disponibilidad simplemente desistís. Por eso, recordá siempre ser honesto con tu situación. 


¿Es un trabajo a tiempo indeterminado?

Esta es una pregunta poco habitual, pero sucede frecuentemente que la posición es eventual o temporal ya sea por ejemplo para cubrir una licencia o por un proyecto puntual, y esto no está aclarado en la publicación de la oferta laboral. Si en el presente te encontrás desempleado, quizás no sea un dato relevante (a menos que estés participando en otros procesos de selección, y algún otro te convenza más), pero si estás buscando un cambio  laboral, es poco probable que renuncies a algo estable por un puesto que no ofrece continuidad, con lo cual ¿irías a esa entrevista si sabés de antemano que no se adecúa a tus necesidades? Por eso, lo mejor es asegurarte del tipo de contratación en el momento en que te contacten.


Estos son solo algunos de los elementos a relevar inicialmente, pero por supuesto, habrá otros relacionados con tu búsqueda personal. Por ejemplo, en relación al salario, a los beneficios, a la jerarquía a ocupar, o a las tareas en sí.
Hago hincapié en que te tomes el trabajo de averiguar datos sobre el puesto antes de participar de la entrevista, porque como te mencionaba anteriormente, muchas veces los selectores dan por hecho que si te postulaste debés saber de qué se trata la oferta. A su vez, quizás tienen que contactar a muchos candidatos, especialmente cuando las búsquedas son masivas, como para call centers, puestos de ventas o atención al cliente, y para economizar tiempo y esfuerzos, omiten comentar toda esta información. Que el candidato se haga estos interrogantes no es una molestia, sino más bien una muestra de interés y seriedad en su búsqueda laboral. 

Denise Rostkier

 Psicóloga, graduada en la Universidad Maimónides - Grafología en el Instituto Superior Emerson. De espíruto curioso, le gusta investigar y conocer diferentes opiniones. Tiene experiencia en selección de personal y distintas tareas de RRHH, en docencia, en orientación vocacional y en psicología clínica.

 

 

Ver más notas y consejos de Denise Rostkier.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.