¿Cómo potenciarnos ante nuevos desafíos?


¿Cómo potenciarnos ante nuevos desafíos? - Lucila Galliano

Habitualmente cuando íbamos al colegio o la universidad la forma de medir nuestro rendimiento era a través de números en donde en una escala del 1 al 10, del 10 al 100, daban por resuelto nuestro nivel académico, de inteligencia y la capacidad que teníamos para resolver problemas matemáticos, para identificar una fórmula o hasta para comprender un texto. Incluso, cuantas veces eso generó una etiqueta que no siempre era "la realidad".

Todo esto nos estaba preparando para el futuro, para poder desarrollarnos como excelentes profesionales a la hora de emprender una nueva tarea. Pero pensemos un momento... un número no puede justificar en qué somos buenos.  

Hoy en día necesitamos trabajar de manera más colaborativa, descubriendo cuáles son nuestros talentos. Querer que la respuesta a la pregunta "¿en qué somos buenos?" sea “Para todo”... nos genera un conflicto: ¿Cómo se puede ser bueno para todo?

En las últimas décadas, se empezó a hablar de diferentes formas de pensar, del trabajo colaborativo, de grupos interdisciplinarios, de inteligencias múltiples. Salir del status quo del cual todos conocíamos y de ciertas palabras que señalaban nuestras capacidades, como "aprobado o desaprobado", "bien o  mal", "sirve o no sirve", "blanco o negro" y que hoy se cuestionan.

Por este motivo, al apelar a los grupos de trabajos interdisciplinarios, descubrimos una serie de habilidades no desarrolladas en cada persona, lo cual beneficiaría nuestras tareas, con el fin de hacerlas realmente brillantes.

Un equipo competitivo tendría que estar formado por diferentes perfiles y de esa forma nutrirse de cada una de ellas. En estos conceptos podemos apelar a la teoría de Howard Gardner en donde planteaba que las características de cada uno de los individuos podían ser observadas para saber cuál es su nivel de competitividad, y de esa forma no etiquetar o enumerar la capacidad de cada uno,sino diferenciarlo con el tipo de inteligencia en el que se destaca.

Habiendo dicho esto, a la hora de armar un equipo competitivo tendríamos que hablar de las habilidades interdisciplinarias de cada uno de los participantes. Esto los fortalecerá ante todas las dificultades que se puedan presentar, agregando valor a las evaluaciones cuantitativas que solíamos tener.

Tener conocimiento de nuestra organización, puede ser un eslabón indispensable para valorar la calidad humana de nuestro trabajo y conseguir logros invaluables.

Gardener toma como base de su teoría de "inteligencias múltiples" la naturaleza de cada hemisferio del cerebro, dividido en 8 partes y las enumera así:

  • Lingüística: habilidades para utilizar el lenguaje de manera escrita y oral efectivamente.
  • Lógico-matemática: capacidad de análisis y decodificación lógico, informático.
  • Espacial: compresión y precisión del espacio en el que se desarrolla.
  • Kinestésica: habilidad para fomentar sus ideas y sensaciones a través del cuerpo.
  • Musical: facultad para expresarse y percibir a través de diferentes formas musicales.
  • Interpersonal: capacidad de percibir y distinguir los estados de ánimo, intenciones, motivaciones y sentimientos de otras personas.
  • Intrapersonal: conocimiento e interpretación de las sensaciones propias.
  • Naturalista: ptitud para comprender el medio ambiente y vincularse con las relaciones entre objetos y personas.

Lo importante de esto, es comprender que cada persona posee cada una de esas inteligencias en su propio cerebro, y esto es lo que permite que podamos desenvolvernos tanto en el ámbito social como el laboral.

Si en la empresa deciden incorporar estas variaciones de talento humano, está asegurado el éxito de sus proyectos. La motivación que pueden recibir cada una de esas personas provocará tanto la identificación como la vinculación en cada una de sus metas. A largo plazo esto será visto como una mejora en el rendimiento generando resultados favorables, otorgando un valor agregado a los objetivos pautados.

Debemos aprender a “leer” a nuestros equipos como a nosotros mismos. Los recursos humanos son la clave del avance de una organización en donde con las herramientas adecuadas, los incentivos garantizados y una cultura colaborativa, estamos asegurando el éxito en el presente, y fomentando líderes calificados interdisciplinariamente para enfrentarse a cualquier desafío en un futuro cercano.

Entonces, ¿cómo armarías tu grupo de trabajo hoy?

Imagen: Google images

Lucila Galliano

Lucila es Licenciada en Comunicación Social, apasionada por la educación y las nuevas tecnologías.

Curiosa,intuitiva, inquieta y orientada a los resultados trabaja como asistente para Argentina y Estados Unidos. En sus ratos libres, organiza tutorías a niños con diferentes dificultades.

Podes contactarla por su LinkedIn o a su  mail lucilagalliano@gmail.com

 

Ver más notas y consejos de Lucila Galliano.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.