Gerentes de Felicidad en las organizaciones, ¿mito o realidad?


Gerentes de Felicidad en las organizaciones, ¿mito o realidad? - Brenda Gendin

Mirá la nota original en Revista Luz 

La Gerencia de la Felicidad surge como un nuevo modelo de gestión que busca dar respuesta a la fuga de talentos en las organizaciones. 

Se piensa en las personas de forma integral y no se ve a la felicidad como algo ajeno al trabajo sino como parte de él. Integral significa completa: física, mental, emocional y espiritualmente y esto implica “un pago justo”, “un buen trato”, un “trabajo con sentido” y “que se aprovechen los conocimientos”. 

Los Gerentes de la felicidad o CHO (Chief Happiness Officer), son los responsables de abrir conversaciones y ser facilitadores del cambio para que la productividad y el bienestar aumenten de manera conjunta. Se pretende aumentar la motivación a la par del compromiso.  Cada vez más estudios demuestran que a mayor motivación, mayor productividad y compromiso, de ahí el rol clave de esta función. 

En mi opinión, se trata de un verdadero cambio de mindset en el cual las organizaciones y cada uno de sus miembros, necesitan reinventarse para sobrevivir. En este sentido, es importante pensar la estrategia de Marca Empleadora (o Employer Branding) y los mensajes que se transmiten externa e internamente; en este punto, el mindset de la organización y el  accionar de los líderes es clave para que la “felicidad” y el bienestar sea realmente vivido como un valor en la organización - de adentro hacia afuera - y no como un mero maquillaje de marketing hacia afuera.

Dado que la figura del jefe como alguien inalcanzable, inaccesible y temido quedó obsoleto, el rol clave que tienen los Gerentes de la felicidad es el abrir conversaciones que permitan resolver los conflictos de manera efectiva y cuidando los vínculos en la organización.

Con el fin de disminuir la rotación y aumentar los índices de permanencia y compromiso (“engagement), el gerente de felicidad es el responsable de aumentar la motivación de los colaboradores. Encontrarle sentido al trabajo diario se vuelve vital y la generación de valor se asocia a encontrar un equilibrio entre el negocio, el medio ambiente y calidad de vida. Dar feedback efectivo para potenciar el talento se vuelve una función clave en este rol y cada vez más organizaciones incorporan al Coaching como un medio para empoderar a las personas.

En mi opinión no es necesario que haya un gerente de la felicidad único sino que cada persona en su función es responsable y puede velar por el bienestar de su equipo. No hace falta un puesto formal sino una mentalidad que favorezca el “estar bien”. El apoyo de la dirección se vuelve clave para que el “mindset” prospere y se viva en el día a día. No se trata exclusivamente de una cuestión de presupuesto sino más bien de actitud, y de querer generar espacios y propuestas que promuevan el bienestar en este sentido. De nada sirve una mesa de ping pong o metegol si cuando la vas a usar el jefe te mira mal porque no estás trabajando.   

En nuestro país cada vez más organizaciones empiezan a tomar conciencia de esta necesidad. Todavía nos queda un largo camino por recorrer para lograr un verdadero cambio de actitud, pero es esperanzador ver que cada vez más organizaciones comienzan a aplicar ciertas medidas relacionadas con la Flexibilidad como el trabajo remoto, la posibilidad de aprender y aportar valor trabajando interdisciplinariamente y capacitándose.

Brenda Gendin

Brenda es la CEO y fundadora de mibucle.com. Con  amplia experiencia en RRHH y Coaching en diversas Multinacionales, creó este portal con el objetivo de ayudar a las personas en el desarrollo de su carrera profesional.

Ver más notas y consejos de Brenda Gendin.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.