Marca Empleadora y Propuesta de Valor al Empleado: ¿Son lo mismo? ¿Cómo las diferencio?


Marca Empleadora y Propuesta de Valor al Empleado: ¿Son lo mismo? ¿Cómo las diferencio? - Brenda Gendin

 

 

Marca Empleadora y Propuesta de Valor (PVE) son conceptos que muchas veces se utilizan indistintamente generando mucha confusión. Si bien están muy relacionados, distinguirlos y diferenciarlos es sustancial para armar una buena estrategia que enamore y atraiga talentos.

La PVE se enfoca en los puntos de vista de los colaboradores de tu compañía y engloba todo aquello que las personas más valoran de la experiencia de trabajar en esa empresa. Por esto, la PVE no puede estar basada en los deseos y presunciones de Recursos Humanos o de la cúpula directiva: es importante indagar y conocer qué valoran los empleados de trabajar en esa organización.

La Marca Empleadora es una parte estratégica que deriva de la PVE, de tomar todos los atributos, las cualidades que querés destacar y comunicarlas desde la marca para atraer y conectar con los profesionales. Mirar la PVE te permite identificar sobre cuáles características querés seguir construyendo la marca empleadora con las personas que ya están y ser reconocido por quienes querés atraer.

La distinción fundamental: La PVE permite capturar lo tangible y lo intangible de trabajar ahí. Te guía en la gestión de tu Marca Empleadora. La Marca Empleadora en sí implica qué percibe la gente de la identidad de tu empresa como lugar para trabajar, formarse y crecer.

Es clave que estén alineados a la hora de buscar talentos. Si lo que se vive internamente y lo que se comunica hacia el exterior es inconsistente, se genera desconfianza.

Entonces…¿Cómo defino la propuesta de valor?  La mejor fuente de información son las personas, entre ellas:

  • Empleados clave: Cuáles son las características de esas personas que querés que se queden en tu empresa? Los empleados clave reflejan la cultura y los valores de la organización. Conocer qué los motiva y por qué eligen quedarse, es vital para mantenerlos motivados y atraer más perfiles con esas características, alineados a tu cultura.
  • Nuevos empleados: Las personas que recién ingresan a tu empresa tienen una mirada fresca y probablemente valoren algunas características que pasen más desapercibidas para los colaboradores más antiguos. Dentro de los 10-15 días de su ingreso, conversá con ellos sobre sus primeras impresiones, qué es lo que más les gusta y qué se podría mejorar.
  • Personas que están dejando tu compañía: qué se llevan, qué las impulsó a cambiar; preguntá por las fortalezas y áreas de mejora de la organización.

Las encuestas te permiten identificar fortalezas y áreas de mejora de tu organización pero también mostrar que valoras y escuchas a los empleados, que tomás el feedback y buscás mejorar. Aprovechá esta información para sacar a la luz aspectos positivos de la cultura y lanzar iniciativas o programas que ayuden a reforzar algunas áreas.

Desde ahí y con toda esta información, te invito a construir algunas declaraciones (entre 3-5 puede ser) que pongan en evidencia tu propuesta de valor y te ayuden a darle forma a todos los mensajes para atraer talentos y presentar tu Marca Empleadora de forma impactante, alentadora y por sobre todo, auténtica.

¿Te animas a empezar?

 

Referencias:

 

Employer Branding 101, The Muse, ebook

The first step in crafting your Employer Brand, The Muse

Brenda Gendin

Brenda es la CEO y fundadora de mibucle.com. Con  amplia experiencia en RRHH y Coaching en diversas Multinacionales, creó este portal con el objetivo de ayudar a las personas en el desarrollo de su carrera profesional.

Ver más notas y consejos de Brenda Gendin.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.