¿Te vas furioso de tu trabajo actual? Embarrar la cancha no es la solución


¿Te vas furioso de tu trabajo actual? Embarrar la cancha no es la solución - Gastón Krasny

La mayoría de los empleados en un determinado momento van a dejar su trabajo actual. Sea o no la mejor compañía del mundo, el momento de irse llega varias veces en la vida laboral de cada trabajador. Por la búsqueda de nuevos desafíos y oportunidades de crecimiento, por cansancio, desgaste, problemas con tu líder o no disfrutar del día a día de trabajo. O por despido, ya que puedes dejar de serle útil a la compañía.

Fuera cual fuera el motivo, es importante tener una buena salida de la empresa. Para ello, rescata cosas positivas, critica constructivamente y guarda los rencores. ¿Cuáles son los motivos para hacerlo?

1. Puertas Abiertas

Uno nunca sabe cuando el futuro lo va a cruzar nuevamente con la compañía actual. Es muy común el caso de gente que deja su trabajo actual pensando que es el peor lugar del mundo y buscando nuevas oportunidades, y a los pocos meses o años decide volver en busca de las ventajas que tenía la compañía y decidió resignar en su salida. O simplemente porque decidiste empezar un proyecto propio, y el camino te llevo a tener que venderle un servicio a tu ex empleador. Nunca sabes cuando el futuro los va a volver a cruzar, nunca cierres las puertas

2. Empleados actuales

Vos dejas la compañía, pero mucha gente sigue ahí dentro. ¿Qué sentido tiene tener una salida tormentosa y afectar sus próximas semanas de trabajo? Y si tu salida realmente tiene alguna parte tormentosa porque te despidieron o te deben dinero, podes reclamar por las vías legales correspondientes que serán mucho más efectivas que afectar el día a día de otros empleados.

3. Futuras empresas

Muchas compañías comparten más de lo que sabes. Y tener una mala salida, te puede llevar a que otra empresa decide no contratarte, ya que suelen pedirse referencias, sean partners o rivales. Y si justamente quieres seguir desarrollándote profesionalmente, evitar los rencores lógicos que pueden generarse en una salida, es importante para el crecimiento personal. 

4. Caminos que se cruzan

De la misma manera que no sabes cuando vas a cruzarte nuevamente con la empresa, tampoco sabes cuando vas a cruzarte con tus ex compañeros. Sea como compañeros en una nueva compañía, porque vos decides contratarlos, o porque ellos iniciaron un proyecto y deciden llamarte. Intenta poder tener una conversación de cierre con cada uno de tus compañeros, contarle por qué y hacia dónde te vas, guardar su contacto, y dejar la puerta abierta para reencontrarse en el futuro. 

5. Referidos

Que una compañía haya dejado de ser el mejor lugar del mundo para vos, no quiere decir que no lo sea para alguno de tus conocidos que esté transitando por otro momento en su carrera. Y si puedes dejar una buena impresión y contacto en tu salida, seguramente te sirva para referirlos a pesar de ya no estar trabajando ahí mismo, o a ellos para mencionarte como alguien que les recomendó trabajar ahí. 

Gastón Krasny

Gastón es el CTO y cofundador de SeSocio.com. Previamente, fue manager de diversas áreas en las más importantes .com tecnológicas del país y es especialista en temas de Machine Learning, Big Data y Data Science.

Ver más notas y consejos de Gastón Krasny.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.