Cómo transmitir lo que querés sin ganarte enemigos


Cómo transmitir lo que querés sin ganarte enemigos - Brenda Gendin

A la hora de comunicarnos o dar un feedback, solemos hacerlo en base a cómo creemos que nos sería útil y claro que nos lo dijeran a nosotros. Sin embargo, si la otra persona no representa la realidad de una forma similar a la nuestra, perdemos efectividad y comienzan los malos entendidos. ¿ Qué podés hacer para que tu mensaje sea recibido de la mejor manera posible?

1. Identificá tu sistema predominante

La PNL se dedica a estudiar cómo impacta la forma de percibir nuestra realidad en la forma de interpretar y transmitir mensajes y lo clasifica en base al VAK: visual, auditivo, kinestésico (incluye olfato, tacto, sensaciones). Empezá por preguntarte, ¿cómo incorporás mejor un mensaje?¿necesitás tomar nota para concentrarte mejor o con escucharlo te basta?  ¿te enfocás más en los hechos o en las sensaciones y sentimientos? ¿necesitás mirar al otro para escucharlo mejor?

2. Identificá el sistema predominante del receptor de tu mensaje

Una vez que identificaste tu forma de percibir, poné foco en cómo le es más efectivo al otro. Si notás que ambos por ejemplo, tienen un estilo visual, probablemente se sientan más cómodos enviando una minuta luego de la reunión, mientras que si en la persona predomina el sistema auditivo, se sentirá más cómoda llamándote por teléfono para revisar los pendientes o dudas que hayan surgido. En cambio, si el sistema que predomina es el kinestésico, necesitará más contacto personal, buscará acercarse y compartirte sus pensamientos a través de lo que siente. Algunas  otras pistas que pueden ayudarte son:

3. Prestá atención a las palabras

Las personas más visuales suelen utilizar expresiones como .. “Ves, es clarísimo esto para mí” o “Brillante tu idea” mientras que los auditivos expresarán “me alegro de oir eso” , “contame…” y los kinestésicos se enfocarán en las sensaciones como “lo que me dijiste me llegó al corazón” o “esa persona es ácida”. Adapta tu discurso a las expresiones más utilizadas por el receptor para generar un vínculo que facilite el logro de los objetivos.

4. Prestá atención a la estructura de los  pensamientos

Los visuales piensan en imágenes, hablan y se expresan muy rápido. Si quieres llamarles la atención, muestrale gráficos de forma dinámica . Los auditivos en cambio, tienen un proceso de pensamiento ordenado, en forma de secuencia y buscan la palabra exacta para expresar cada idea. Evitá mezclarles las ideas, de a una a la vez, con principio y fin. Los kinestésicos piensan a través de lo que sienten por lo cual busca expresales tus emociones y sentimientos al transmitirles el mensaje.

5. Prestá atención al lenguaje no verbal

Si para la otra persona es importante que la mires, hacelo; esto te ayudará a generar empatía. Si la otra persona es auditiva en cambio, es más probable que se posicione de costado y no te mire fijamente; eso es porque “te está poniendo la oreja”!, no lo tomes como signo de desprecio sino lo contrario. El kinestésico necesita del contacto físico, la distancia óptima será mucho menor que la de un visual o incluso un auditivo. en ese caso, procura mantenerte cerca y tu comunicación será mucho más efectiva.

Brenda Gendin

Brenda es la CEO y fundadora de mibucle.com. Con  amplia experiencia en RRHH y Coaching en diversas Multinacionales, creó este portal con el objetivo de ayudar a las personas en el desarrollo de su carrera profesional.

Ver más notas y consejos de Brenda Gendin.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.