Transformación Digital: ¿Dónde te ubicas vos?


Transformación Digital: ¿Dónde te ubicas vos? - Jonathan Puente

Cada vez que me paro frente a un auditorio para hablar de Transformación Digital , me interpela una pregunta que no puedo evadir: ¿Cuán abierto estará el público a comprender que la transformación digital debe comenzar con un cambio cultural? La respuesta me ha sorprendido en muchas oportunidades, en algunos casos tuve la percepción de que el público contaba con la apertura para comprenderlo, y en otros casos, no fue tan así.  

Es que para que los cambios en las organizaciones sean exitosos, es indispensable que entendamos la necesidad de mudar de cultura, de paradigma.  

El mundo corporativo está cambiando a un ritmo vertiginoso, nuevas tecnologías están irrumpiendo en la esfera de las organizaciones, y con ellas, cambiando los modelos de negocios y como se realizan los mismos.  

Hoy en día es común el uso de la tele-medicina, donde mediante una vídeo conferencia puedo tener una consulta con un médico de cabecera; depositar cheques en nuestras cuentas bancarias, o bien pedir comida y todas estas cosas desde nuestros celulares, por mencionar algunas conocidas por todos, pero que hasta hace unos años eran impensadas.  

No hay texto alternativo para esta imagen

Seguramente tu organización también se encuentra en pleno cambio, adoptando nuevos procesos y nuevas tecnologías. Tal vez sea oportuno que te preguntes.

 ¿Cuándo me tocará a mí cambiar? - Y, estimado amigo, permitime decirte que la respuesta es PRONTO, más pronto de lo que te imaginas, y mientras más te resistas, más difícil te será adaptarte al cambio digital.  

 

El cambio digital ya llegó, está sucediendo, y no se detendrá.  

Lo puedes ver en tus nuevos compañeros de trabajo, los que solemos llamar “millennials”, ellos están impulsando un cambio profundo en las corporaciones, un cambio que alcanza no solo a las soluciones digitales que se utilizan, sino a los procesos y nuevas tendencias.  

El cambio es tan notable que las empresas comienzan a valorar competencias que antes ni siquiera estaban bien vistas o ni se consideraban importantes.  

Por lo general la reacción natural a lo desconocido es el temor, y esta reacción, nos impulsa a adoptar una actitud de rechazo, indiferencia o detracción.  

Acompáñenme por un instante en el siguiente ejercicio, imaginemos que somos contemporáneos de las siguientes tres personas a instantes de realizar sus grandes descubrimientos, justo antes de que los mismos ocurrieran, ¿qué habrías pensado?, ¿habrías estado de acuerdo o hubieses sido un detractor de los proyectos?:  

- Johannes Gutenberg inventa la imprenta, con el propósito de masificar y distribuir textos de forma rápida en la Europa del 1440.  

- Los hermanos Wright durante años intentaron conquistar los cielos y finalmente en 1903 lograron levantar vuelo en lo que fue el comienzo de la aviación moderna.  

- En el año 1928 el escocés Sir Alexander Fleming descubrió las capacidades antibióticas de la penicilina. Su descubrimiento trajo importantísimos avances en la medicina, la salud y la calidad de vida de las personas.  

En esos tres escenarios, seguramente existían personas detractoras que solo cuestionaban y rechazaban las ideas, sin darse cuenta que estaba siendo testigos de descubrimientos que transformarían la historia de la humanidad.

En este punto, vale la pena reflexionar como adaptarnos al cambio, y la primer y más importante respuesta es: Cambia tu Actitud! No te resistas, no rechaces el uso de nuevas tecnologías, aprende a usarlas, pregunta cómo hacerlo, valóralas, y te aseguro que te sorprenderá la utilidad y valor que le aportarán a tu trabajo diario.  

Estimado amigo, te invito a que te abras al cambio, que te atrevas a mudar tu mentalidad y adoptar una actitud positiva respecto a la transformación digital.  

Es muy frecuente en mis capacitaciones encontrar personas resistentes al cambio, que se cierran a las nuevas tecnologías, y ¿saben una cosa? Den por seguro que tarde o temprano no tendrán otra alternativa que adaptarse, y más vale temprano que tarde.   

 

 Fernando De La Rosa suele decir: “ Hay dos tipo de compañías , las digitales y las que tendrán que digitalizarse ”.  

Si perteneces a la nómina del primer grupo tienes que apresurarte, y si formas parte del segundo grupo, te recomiendo que comiences por cambiar tu actitud, y recibir la transformación digital con entusiasmo, con interés, porque la forma en que abordes el cambio digital, será la clave para que puedas adaptarte o no a la nueva estructura corporativa.  

Las soluciones digitales se aprenden a utilizar, y con el tiempo se dominan, la actitud es una decisión. Como decía el cantautor argentino Fito Paez , “Es sólo una cuestión de actitud ”. 

Resumiendo, el desafío es que la transformación digital en una empresa no sea un acto unidimensional, sino que requiere una concepción multidimensional que incluya la estrategia en tecnología, estructura, operaciones y su cultura interna, todas ellas al mismo tiempo.  

¿Dónde te ubicas vos? 

 

Jonathan Puente

Jonathan es emprendedor con pasión en crear, desarrollar y potenciar negocios y proyectos. Especialista en crear, formar y liderar equipos comerciales de alto rendimiento, potenciando al máximo sus recursos y capacidades mediante metodologías innovadoras de comercialización, marketing y coaching.  
Actualmente se desempeña como consultor de equipos comerciales, gerenciales y equipos de compras, principalmente en la industria de la salud. 
Contactalo Linkedin o Twitter

Ver más notas y consejos de Jonathan Puente.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.