Vuja de: Cambiar la mirada para impulsar la innovación


Vuja de: Cambiar la mirada para impulsar la innovación - Mauricio Cohen Salama

Cuando se habla de innovación, se suelen tener en mente productos o servicios que irrumpieron en la sociedad con características inéditas, las cuales resultaron cruciales para imponerse en un mercado donde había escasos competidores. Desde esa perspectiva, son ejemplos clásicos la invención y posterior evolución de la lámpara eléctrica, del automóvil, de la computadora personal y del teléfono móvil. En sintonía con esta definición, una manera aceptada de medir la creatividad de los países es contabilizar la cantidad de patentes internacionales que producen. Según este criterio, en 2016 el país más innovador fue Estados Unidos, seguido por Japón y luego por China.

Además de la invención de un producto o un servicio, la innovación puede consistir en advertir nuevos usos para un producto o servicio existente. Una variante popular de esta modalidad se ha difundido en internet bajo la etiqueta “life hacks”. Los life hacks se presentan en artículos o videos, en los cuales diferentes autores nos proponen usos inesperados y provechosos para elementos que todos conocemos. Así, nos enteramos de que agregar entre cinco y diez bolsitas de té verde a un baño de inmersión es relajante y nutritivo para la piel, o que podemos crear un revistero con perchas, o que resulta cómodo utilizar un par de anteojos como soporte para ver videos en el móvil.

Una nueva mirada

Tanto en inglés como en castellano, se utiliza la expresión de origen francés “déjà vu”, cuya traducción es “ya visto”, para referirse a una situación nueva que por algún motivo inexplicable nos parece conocida. En base a esta expresión, el humorista estadounidense George Carlin inventó en los años 80 el término “vuja de” para referirse a algo que ya conocemos y que de pronto percibimos de una manera novedosa. El recurso era habitual para Carlin, que murió en 2008 e hizo su carrera como cómico de stand-up, un formato cuyos guiones suelen basarse en dar una interpretación ingeniosa e hilarante a situaciones comunes.

El concepto fue rescatado para el desarrollo organizacional por el profesor de Stanford Robert Sutton, quien lo utilizó en un libro publicado en 2001, donde se ocupaba de reseñar algunas ideas poco convencionales que sin embargo eran eficaces para promover la creatividad en una empresa. Desde entonces, el término “vuja de” fue adoptado por numerosos autores e innovadores que consideran la habilidad de aproximarse a lo conocido para evaluarlo de manera novedosa como un recurso valioso para impulsar propuestas de cambio.

Ejemplos notables

Mucho antes de que existiera un término para designarlo, el vuja de fue utilizado de un modo intuitivo por numerosos emprendedores que buscaban abrirse camino con sus proyectos. Un ejemplo célebre de este tipo de hallazgo fue advertir que el jean, concebido inicialmente como ropa de trabajo, podía ser una prenda de uso frecuente entre los jóvenes. Otro caso resonante fue comprender que la Coca-Cola, que había sido creada como un digestivo por el farmacéutico John S. Pemberton, podía comercializarse como un refresco para niños y adolescentes.  

Entre estos ejemplos notables podemos incluir a Netflix, que pasó de ser una plataforma para alquilar películas a vender abonos para acceder a un paquete de streaming; a Uber, cuya idea inicial surgió cuando su fundador estaba esperando un taxi y veía pasar muchos autos particulares con espacio para llevar pasajeros; y a la cadena de comida rápida McDonald's. Tal como muestra el film The Founder, aunque el emprendedor Ray Croc había acertado al considerar que el sistema ideado por los hermanos Mac y Dick McDonald era apropiado para establecer una cadena de franquicias, las ganancias con ese esquema no eran suficientes. El cambio de mirada provino del asesor financiero Harry Sonneborn, quien propuso que la empresa comprara los lotes donde se instalarían los franquiciantes y les alquilara los locales. Gracias a este enfoque, Kroc creó un negocio inmobiliario excepcional, sostenido a través del éxito de la cadena de hamburgueserías.

El vuja de y cómo lograrlo

Para mostrar cómo podemos entrenar nuestra capacidad de lograr un vuja de vamos a recurrir a una metáfora. Supongamos que nos mudamos por un tiempo a una ciudad para nosotros desconocida donde nos instalamos para realizar un trabajo. Al llegar, vamos a prestar mucha atención a los medios de transporte, a los negocios donde podríamos aprovisionarnos de distintas mercaderías, a la oferta de actividades culturales, a las costumbres y características de los habitantes, etc. Impulsados por la necesidad, en la ciudad nueva haremos una gran cantidad de averiguaciones que nos llevarán a la construcción de un saber útil para manejarnos de manera satisfactoria.

Si comparamos la experiencia en la ciudad nueva con el modo en que nos comportábamos en nuestra ciudad de origen, seguramente vamos a advertir que nuestra capacidad de atención y de observación han crecido mucho y que como resultado de esta disposición estamos todo el tiempo recolectando y procesando datos. En cambio, es probable que en nuestra ciudad de origen nos condujéramos de un modo automático, a través de medios de transporte conocidos, por circuitos comerciales y culturales en los cuales nos sentíamos cómodos, y entre personas cuyo comportamiento dábamos por descontado debido a que estábamos seguros de conocer su mentalidad.

Pues bien, para que nos sorprenda un vuja de es necesario que nos dispongamos a recorrer los territorios familiares con la presencia de ánimo y la curiosidad que empleamos para descubrir y cartografiar los lugares desconocidos. Para ello, pondremos sistemáticamente en duda lo que creemos que sabemos, en busca de claves y desarrollos aún no explorados. Humildad, curiosidad, ingenuidad y la capacidad de ejercer una atención plena son las condiciones necesarias para ser capaces de advertir en el entorno habitual algo que antes no habíamos percibido y que puede dar un giro extraordinario a nuestra actividad.


Referencias

Robert I. Sutton, Weird Ideas That Work: How to Build a Creative Company, New York, 2001.

Warren Berger, “The Power of Vuja De”, A More Beautiful Question, s/f, (consulta 20/10/2017).

Lars Gaede, “Adam Grant: la originalidad vale la pena”, BMW Magazine, 06/02/2017,  (consulta 20/10/2017).

Mauricio Cohen Salama

Mauricio es Coach Ejecutivo y consultor en Desarrollo Organizacional. Publica regularmente en el blog mauriciocohensalama.com. Es autor del libro Ser jefe/a en el siglo XXI: Conocimientos clave para tomar decisiones y mejorar el desempeño de tu equipo de trabajo, que se puede descargar gratis desde este link.

Ver más notas y consejos de Mauricio Cohen Salama.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.