La fuerza laboral del futuro


La fuerza laboral del futuro - Santiago Virginillo

Cuando hablamos de la fuerza laboral del futuro encontramos muchísimo material al respecto, desde la 4ta revolución industrial hasta el desempleo masivo. ¿Pero que es realmente lo que esconde este concepto para los profesionales de Recursos Humanos?

Podemos clasificarlo de varias maneras, pero a mí en particular, me gusta separarlo en dos áreas:

1. Físicos: 

En este área están todos aquellos cambios que trae la tecnología con respecto al movimiento de las cosas. Las fábricas ya no son lo mismo que una década atrás, la automatización de las cosas, los ensamblajes, la precisión, hacen que el operario tradicional de a poco vaya reemplazándose con maquinarias, más efectivas y en el largo plazo menos costosas. La sindicalización en algún punto va a tender a perder fuerza. El traslado de las personas y los objetos también empieza a modificarse: autos que se manejan por geolocalización y no dependerán de una persona que los maneje. Incluso reconocen cuando necesitan cargar energía y se autoabastecen solos; de aquí todo lo que conlleva empleados de transporte, taxis, camiones, porque no barcos y aviones. También están los drones como una nueva manera de acercar el mundo a las personas, reemplazando al tradicional correo, y porque no, al delivery en general.

En el rubro medicina y educación, si bien hay disponibilidad tecnológica de avanzada, el reemplazo del ser humano por maquinas es un poco más reticente. Podríamos seguir citando ejemplos, pero con estos creo haber cubierto los de mayor impacto.

2. Servicios: 

Mucho se habla de la robótica y la automatización y uno se imagina a R2-D2 o C-3PO, pero sin embargo, la nueva tendencia de la automatización pasa por robots que simulan el comportamiento humano y aprenden de sus propias experiencias, en todo lo que refiere a la atención del público. Para dar un ejemplo, los Call centers, los centros de atención y respuesta primaria, por citar algunos, ya fueron reemplazados por “robótica” aplicada a los servicios, que generan respuestas automáticas predictivas. No sólo por chatbox, sino que ya se están implementando robots que hablan con las personas. En general, la regla es que “Todo aquello que mejore la experiencia del usuario, en tiempo y costos (aunque sea redundante), será automatizado” lo que hace que se ajuste en calidad. Hacer una fila para pagar una cuenta, comprar un entrada, ya son cosas del pasado; esa es la tendencia. Son puestos de trabajo que no serán requeridos. Mismo las cuestiones impositivas y/o administrativas, ya se empiezan a ensamblar en sistemas que procesan y controlan, sistemas enlatados que se van perfeccionando año a año.

Dicho esto, considero que como profesionales de Recursos Humanos debemos prepararnos: 

La tecnología avanza, y mucho más rápido de lo que el hombre puede digerir; sin dudas generara conflicto, disputas gremiales, aversión, boicot, etc. pero eventualmente, nada va a detener el avance. Por suerte, como dice la Ley de Conservación de la Materia, “Nada se pierde, Todo se transforma”, va a haber un nuevo desarrollo de talentos que van a requerir guía y preparación para cuando se genere dicha demanda. Es sabido que el 80% de los jóvenes de hoy menores a 5 años, en el futuro van a trabajar en posiciones que hoy no existen y que desconocemos en absoluto. Sin ir más lejos, hace 10 años no existían los community manager y hoy nos resultan moneda corriente. Algo similar ocurre con los conductores de drones y hasta el mismo el ecommerce fue un suspiro de las .com que no prospero hasta hoy.

Sin duda creo que vamos a necesitar formar jóvenes bajo el ala de estas nuevas herramientas, que puedan no solo operarlas sino desarrollarlas, debemos fomentar la innovación como cultura y premiar al que piensa distinto. El foco será la experiencia del usuario, la atención rápida, efectiva y de calidad; la empatía y la comprensión del ser humano ayudaran a poder desarrollar estas características. Sin duda los perfiles de ingeniería van a necesitarse en mayor medida, con lo que el foco desde Recursos humanos será en como desarrollamos nuevos “ingenieros softs” en el mercado, que puedan criarse en las nuevas tendencias y por sobre todos puedan trabajar en equipos multidisciplinarios y dinámicos.

Las maquinas no van a reemplazar al ser humano, solo van a hacer todo aquello que no requiera desarrollar o empatizar, van a liberarnos tiempo para seguir evolucionando.

Santiago Virginillo

Santiago es Gerente de Recursos Humanos en Accenture, dedicado al análisis de métricas que proveen información clave a la toma de decisiones estratégicas. Su formación es financiera y trabajo más de 5 años como Líder de Compensaciones Globales.

Ver más notas y consejos de Santiago Virginillo.
navigate_next Siguiente

¿Querés ser el primero en descubrir todas las novedades?

Suscribite YA y recibí información con el mejor contenido, empresas y oportunidades laborales.